5 objetos de arte de la Vall de Boí

La mayoría de las obras de arte de la Vall de Boí se conservan al museo MNAC (Museu Nacional d’Art de Catalunya), al museo Marino de Barcelona, al museo Episcopal de Vic y al museo Diocesano de Lleida

Estas obras de arte fueron llevadas a diferentes museos de Cataluña, puesto que durante los años veinte empezó a aumentar su valor y los museos catalanes fueron los encargados de comprarlas para evitar la exportación o el empobrecimiento del patrimonio catalán. 

Todo este valioso y amplio conjunto de obras de arte es estéticamente inseparable de las iglesias para las cuales fueron creadas. Por este motivo, se decidió crear imitaciones parecidas de las obras de arte para dar una mejor imagen a las iglesias de la Vall.

 

El pantocrátor de Sant Climent

El pantocràtor de Sant Climent / El pantocrátor de Sant Climent

El pantocrátor de Sant Climent posee una gran fuerza expresiva, donde también destaca la escultura de la Vall y dos “descendimientos”. Durante la Cataluña de los siglos XII y XIII, este tipo de evocación del descendimiento de Cristo a la cruz como personaje central de la escena era muy típico a las iglesias.

Este descendimiento procedente de Erill la Vall, es de una excelente calidad, con una elegancia y estilización que recuerdan al arte del Extremo Oriente. En esta obra de arte se puede ver la imagen de Cristo en Majestad, situado dentro de la mandorla, sentado al arco iris y con el suelo en sus pies. El principal significado que se buscaba con esta obra es hacer la representación de Cristo como figura mayestática que domina el mundo.

 

Figura de la Virgen María procedente del Descendimiento de Erill la Vall

La Mare de Déu procedent del Davallament d’Erill-la-vall / Virgen María procedente del Descendimiento de Erill la Vall

Esta obra de arte se conservaba en la iglesia de Santa Maria de Taüll. Actualmente se conserva al Museo Marino de Barcelona, donde también se exhibe otro cristo de factura, de procedencia similar y una Virgen María con el Niño sentado en la pierna izquierda, los dos se encuentran con una actitud hierática, también procedente de Santa Maria.

 

El Descendimiento

El Davallament, a l´església de Santa Eulàlia d´Erill la Vall / El Descendimiento, en la iglesia de Santa Eulàlia de Erill la Vall

El descendimiento es una obra de arte hecha con talla de madera y está situada en la iglesia de Santa Eulàlia de Erill la Vall. Se encuentran diferentes personajes como Cristo, que se encuentra sostenido por Josep de Arimatea el cual sostiene su cuerpo, Nicodem es quien desclava el brazo izquierdo de Cristo, donde también está la Virgen Maria, Sant JOan, Dimes el ladrón bueno y Gestes el ladrón malvado.

La narración de esta obra de arte escenifica el momento en que Josep de Arimatea, discípulo de Cristo, pidió permiso a Pilatos para recuperar el cuerpo de Jesucristo, lo descolgó de la Cruz y lo depositó en un sepulcro.

 

Pintura Mural el León

Es una pintura mural que procede de la iglesia de Sant Joan de Boí. La historia que hay detrás de este mural representa una leona que da a luz su cachorro muerto, pero tres días después de su nacimiento en el que la leona ha estado dando vueltas rugiendo alrededor de él, el cachorro resucita.

Esta obra es un paralelismo de la resurrección de Cristo. Él es como el león que a lo largo de tres días de yacer muerto, resucitó. Actualmente, se encuentra al museo MNAC, pero en la iglesia de Sant Joan se pueden encontrar las réplicas de las pinturas.

 

Tetramorfo 

El tetramorf de l´església de Santa Maria de Cardet / El tetramorfo de la iglesia de Santa Maria de Cardet

La procedencia de es la iglesia de Santa Maria de Cardet. El Tetramorf hace referencia a los cuatro símbolos que representan a cada uno de los evangelistas, Mateu es la figura del hombre, Marc la del león, Lluc el novillo y Joan el águila. El significado que hay detrás de esta obra de arte es que Mateu es representado con la figura de un hombre porque su Evangelio se inicia repasando la genealogía de Cristo.

En la obra se asocia a Marc con el león porque su Evangelio empieza hablando del desierto, lugar donde el león era el rey. También se lo relaciona con el evangelio de Joan Baptista como “Voz que reclama el desierto” como también sería la de un león. El evangelio Lluc hace referencia al sacrificio de un novillo que hizo sacrificios a Dios, y de aquí se representa a Lluc como un novillo. Finalmente, Joan se presenta como un águila, como símbolo de la elevada espiritualidad de los escritos de su Evangelio.

Actualmente, este frontal de altar se puede visitar en el MNAC, pero se puede encontrar una réplica en la iglesia de Santa Maria de Cardet.

Compartir en las redes
2022 © Turistren · Todos los derechos reservados
Scroll to top