La Rotonda de Sant Miquel

Pequeña iglesia del año 1.000

Muy cerca del Monasterio de Santa Maria de Lillet, a unos 150 metros, se encuentra una pequeña joya del pasado: la Rotonda de Sant Miquel, protegida como bien cultural de interés local.

Se trata de un edificio único y peculiar, con una planta circular y un ábside semicircular, uno de los pocos ejemplares existentes y uno de los más pequeños (6,5 metros de diámetro exterior y 4,7 metros de interior).

La iglesia se caracteriza por no tener ninguna ventana. La puerta de entrada cuenta con un arco adovelado de medio punto y por encima está de relieve una cruz de piedra.

Existen distintas teorías sobre su origen. Una narra que se encuentra en el sitio de la primitiva iglesia de Lillet, otra argumenta que es la capilla del Castillo de Lillet e, incluso, una tercera defensa que es la iglesia foránea del Monasterio para uso de los fieles. La primera noticia cierta de su existencia data del año 1.166.

UBICACIÓN: En las afueras de La Pobla de Lillet.

VISITAS: Para información sobre las visitas a la Rotonda de Sant Miquel, puedes dirigirte a la Oficina de Turismo de La Pobla de Lillet.

Y, para continuar la experiencia, te proponemos subir al Tren del Ciment, transporte que para en cuatro estaciones con grandes atractivos turísticos. Adquiere aquí tu billete.

Imágenes de la Oficina de Turisme de La Pobla de Lillet.

Descubre todas las actividades que no te puedes perder

Compartir en las redes
2022 © Turistren · Todos los derechos reservados
Scroll to top