Descubre

El Tren Cremallera de Montserrat

Cremallera de Montserrat, un viaje espectacular

El Cremallera de Montserrat es el único transporte que llega hasta el centro del recinto del Santuario de la Montaña de Montserrat. En 15 minutos el cremallera recorre la singular silueta de la montaña y permite disfrutar de unas vistas privilegiadas de la montaña. A través de los cristales panorámicos del tren, se puede apreciar la gran belleza del paisaje que nos rodea desde Monistrol hasta llegar a Montserrat.

El cremallera está preparado para garantizar el máximo confort de los viajeros y tanto el tren como los andenes están completamente adaptados para personas con movilidad reducida. Además, la estación Monistrol-Vila dispone de un amplio aparcamiento gratuito, con capacidad hasta 1.000 coches y 70 autobuses, servicio de restauración y todos los servicios necesarios para las personas visitantes.

La frecuencia habitual del tren cremallera es de 20 minutos. En las horas puntas hay trenes que enlazan directamente la estación Monistrol-Vila con el Monasterio.

Si se viene en transporte público hasta la estación de Monistrol de Montserrat, allí mismo se puede coger el enlace del cremallera para llegar directamente a Montserrat.

Tanto si se coge el coche como el tren, es importante consultar el buscador de horarios para preparar la visita a Montserrat. Con todo, se recomienda visitar la exposición del tren cremallera de Montserrat, un espacio de alto valor emocional e histórico.

Historia del Cremallera de Montserrat

Los orígenes del Tren de Montserrat se remontan a finales del siglo XIX y nacen de la necesidad de mejorar el acceso al santuario para los devotos y peregrinos.

Tradicionalmente se accedía a la montaña por el camino de Collbató. No es hasta la segunda mitad del siglo que se abre una vía alternativa y más rápida cuando, gracias a los Ferrocarriles del Norte (de vía ancha), el tren llega a la estación de Monistrol-Montserrat. La apertura de esta vía facilita un servicio de diligencias que tardan tres horas y media en cubrir el recorrido.

La falta de un medio de comunicación permanente y el aumento del número de visitantes llevó al ingeniero Joaquim Carrera, un enamorado de Montserrat y de los trenes de montaña suizos, a convencer al empresario Josep M. González que tenía que hacerse un cremallera que uniera la estación de Monistrol y el monasterio. Así, en el año 1881 se constituía la compañía Ferrocarrils de Muntanya a Grans Pendients.

El cremallera se inauguró el 6 de octubre de 1892 y en poco tiempo se convirtió en el ferrocarril más popular de Catalunya. Desde la estación de Monistrol hasta el monasterio, se llegaba en una hora y cinco minutos.

La gran revolución de la época fue que el cremallera, enlazando con los Ferrocarriles del Norte, permitía ir y volver de Montserrat desde Barcelona en un solo día. El cremallera se convirtió, asimismo, en un dinamizador económico en su zona de influencia.

Antic senyal del ferrocarril de Monistrol a Montserrat / Antiguo cartel del ferrocarril de Monistrol a Montserrat

La ilusión del nuevo cremallera

El antiguo cremallera de Montserrat hizo su último viaje en el año 1957, pero la ilusión de verlo circular de nuevo nunca se perdió. Este deseo, junto con el incremento de visitantes y la consiguiente congestión de vehículos en el ámbito del parque natural, propiciaron que en los años 80 la Dirección General de Transportes de la Generalitat y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya llevaran a cabo varios estudios y alternativas para resolver el problema del transporte.

Recorrido del Cremallera

La mayor parte del itinerario del cremallera transcurre por el antiguo trazado a lo largo de cinco kilómetros, cuatro de los cuales son en cremallera, y supera un desnivel, entre las estaciones de Monistrol-Vila y de Montserrat, de casi 550 metros.

El recorrido se inicia en la estación de Monistrol de Montserrat, donde se puede realizar el enlace con el servicio R5 de la línea Llobregat-Anoia de FGC. Al salir de esta primera estación, el cremallera llega al túnel de la Foradada. Enlazando con este túnel, el cremallera atraviesa el puente del Centenari y la C-55, hasta llegar a la segunda estación, Monistrol-Vila, punto donde empieza el tramo del cremallera.

El camino del cremallera sigue pendiente arriba a través del túnel del Ángel, ya existente en el antiguo cremallera, y atraviesa el nuevo puente situado donde anteriormente estaba el paso a nivel de la carretera. Más adelante, cruza otro puente, el de las Guilleumes, desde el cual también se puede contemplar el perfil escarpado de la montaña que se halla situado antes del último túnel de la línea, el de los Apóstoles. Pasado este punto, el cremallera realiza el último tramo ascendente hasta llegar a la última estación, la de Montserrat, ubicada debajo de la plaza de la Creu.

Mapa dels enllaços del Cremallera de Montserrat amb FGC / Mapa de los enlaces del Cremallera de Montserrat con FGC
El funicular de Sant Joan

Funicular de Sant Joan 

Las mejores panorámicas de la montaña y del monasterio a vista de pájaro. 

Más información

UnafamíliaalfuniculardelaSantaCova UnafamiliaenelfuniculardelaSantaCova

Funicular de la Santa Cova 

La fusión entre leyenda y arte  

Más información

Galería

    MONTSERRAT

    Vive las mejores experiencias

     

    Sube al Cremallera de Montserrat con la familia al completo!

    2023 © Turistren · Todos los derechos reservados
    Scroll to top